11 de enero de 2017

ARQUEOGRAFIA URBANA

PRESENTACION
Investigación en curso que propone establecer las bases de una metodología denominada
“ARQUEOGRAFIA URBANA”, que desde la base deL territorio, la historia antigua y el análisis gráfico sirva de manera general para abordar con garantías científicas la búsqueda de la forma del proyecto de la ciudad antigua.

Este procedimiento tiene como fin la búsqueda de algo intangible para cualquier excavación o documento cartográfico. La arqueografía urbana se propone descifrar las reglas que formularon el proyecto que en su tiempo determinaron la forma de la ciudad.
Una vez enunciado el proyecto original podremos explicar los diferentes procesos que determinaron la cambiante realidad de la forma urbana.

METODOLOGIA
Utilización de cartografías antiguas y actuales, manuales sobre arquitectura, urbanismo y geometría, fuentes históricas generales y de la ciudad, informes de las excavaciones arqueológicas realizadas, fotografías aéreas e históricas, y todo documento que permita completar un “tablero arqueográfico” de trabajo.


CUADRICULA DEL OPPIDUM DE OVETO
8x8 módulos de 108 codos de lado
Lado total: 864x864 codos - (aprx:383x383 m.)

La forma urbana de las ciudades históricas es el resultado de la superposición de la realidad de sus habitantes durante siglos, las ciudades se modifican en función de las decisiones que sus moradores determinan, y las huellas de esas decisiones permanecen en el territorio y son fuente inagotable de evocaciones. En el tiempo la ciudad crece y se extiende, y posteriormente puede sufrir el abandono y la progresiva destrucción. Una ciudad puede morir y renacer y así generar diferentes capas superpuestas sobre su territorio.

Este proceso da como resultado un tablero de actuación complejo y equívoco que dificulta extremadamente el análisis metodológico de la forma urbana en los periodos históricos. Sería necesario análogamente a la metodología arqueológica, poder realizar un procedimiento que invirtiera el proceso intentando descifrar los cambios en el tiempo y recobrar, gracias al análisis, la realidad antigua y sus características, y así analizar las evidencias gráficas y construidas y poder determinar la evolución urbanística de un solar o de la ciudad en estudio.

La investigación presentada desarrolla un procedimiento que toma como punto de partida la realidad más antigua del territorio transformado por el hombre, el camino.
Los caminos son la primera huella del hombre que permanecen en el territorio, los caminos perduran sobre el terreno porque su formación es fruto de decisiones de consenso, compromiso y solidaridad a lo largo de siglos, y son los caminos los que nos permiten llegar a las ciudades.

Frente a la realidad cambiante de la forma de la ciudad, permanece en el territorio la traza del camino. Toda investigación arqueográfica sobre la ciudad debe partir del análisis de los caminos de acceso, a través de ellos nos adentraremos en la ciudad antigua.

En este proceso la arqueografía urbana debe trabajar en varias direcciones complementarias. En primer lugar, a partir de la cartografía, grabados y bibliografía histórica analizar las trama geométrica más elemental que los caminos de acceso a la ciudad pueden determinar en el tejido urbano y a la vez analizar la realidad configurada por la cartografía actual superpuesta con la información arqueológica ya documentada.

Ambos procesos deben realizarse desde el conocimiento que nos aportan los manuales existentes sobre arquitectura, urbanismo y geometría de la época en estudio.
Determinada la forma de la ciudad y la hipótesis de su escala territorial con un proyecto básico, es necesario el estudio metodológico arqueográfico de cada área individualizada de la urbe y su proyecto para poder avanzar en la formulación gráfica del conjunto urbano.


CUADRICULA DEL OPPIDUM DE ASTURICA AUGUSTA
8x10 módulos de 1.344x1.680 codos, (aprx.745,9x596.7 m.)

A través de este proceso, se deben analizar los tejidos urbanos que en muchos casos fosilizaron las evidencias urbanas y arquitectónicas de la época romana. Este análisis en área acotada permite comprobar diferentes estructuras que se relacionan con la trama urbana antigua y que están soportadas por estructuras caementicias que han permanecido durante siglos formado parte de diferentes edificaciones e infraestructuras de la ciudad. Este proceso de análisis y lectura de elementos construidos y reformados del tejido urbano permite redibujar hipótesis del proyecto general inicial.

En ocasiones la dificultad estriba en una lectura correcta de los elementos construidos y que fueron ejecutados como variaciones posteriores al proyecto formulado y en otros en no existir fuentes históricas y documentación grafica sobre la génesis de cada elemento.
El trabajo en esta fase debe buscar la presencia de estructuras lógicas tras analizar la evolución histórica de cada sector de la ciudad y desestimar otras posibilidades de desarrollo. Se debe poner especial cuidado en el análisis gráfico y en la comprensión espacial de las estructuras estudiadas y es primordial ordenar la información y poder presentar las hipótesis de forma clara y comprensible.

Las excavaciones arqueológicas permitirán finalmente confirmar o desestimar muchas de las hipótesis que la arqueografía puede sugerir, pero en otros casos las evidencias resultantes sobre la rasante del terreno adquieren con la metodología propuesta una nueva intensidad que la fortalecen de forma autónoma, obteniendo resultados valiosos.

© Carlos Sánchez-Montaña


TRABAJOS:
-Arqueografía urbana. Investigación sobre la forma urbana de Lucus Augusti.

-Arqueografía urbana sobre la Muralla de Lugo.

-Arqueografía urbana en Astúrica Augusta. El campamento, el foro y el anfiteatro.

-Arqueografía urbana en el Castro de Viladonga. Urbanismo de los castros galaico-romanos.

-Oviedo Romano. Un proyecto posible.

-La fundación de Zaragoza. “La piedra que corona una columna".

-Arquitectura y urbanismo en "Asturia et Gallaecia"


© Carlos Sánchez-Montaña


Perfil de Facebook de Carlos Sánchez-Montaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada